​El apellido del padre ya no tendrá que ir primero

|


RecinNacido


El orden de los factores altera el producto cuando hablamos del registro civil de un recién nacido. Hasta ahora el apellido del padre tenía preferencia sobre el de la madre.


Si bien desde el año 2000 se podía realizar el cambio de orden esto no era tan sencillo puesto que los progenitores tenían que enviar una solicitud al juez encargado del Registro Civil y una declaración de mutuo acuerdo. En el supuesto de desacuerdo entre progenitores se adjudicaba de facto el apellido paterno.


La nueva reforma del Registro Civil cambia esta situación. A partir del 30 de junio se podrá poner primero el apellido materno sin necesidad de tanta burocracia pero siempre que ambos progenitores estén de acuerdo.


En el momento de la inscripción se deberá indicar el orden de los apellidos. En el caso de no hacerlo o de no estar de acuerdo será el juez del Registro Civil el encargado de decidirlo. No obstante el cambio aquí radica en el hecho de que el magistrado ya no podrá primar el apellido del padre sino que se deberá regir por los intereses del menor.


Comentarios