​Barcelona compra un edificio en Hostafrancs para evitar la expulsión de los vecinos

|


PlazaEspanya


El Ajuntament de Barcelona evita que los vecinos de un edificio del barrio de Sants-Montjuïc sean expulsados de sus viviendas. El Govern municipal compra por 2’75 millones de euros la finca del carrer Leiva número 37. Se hace con el bloque de 12 viviendas y 2 locales ejerciendo el derecho de retracto para evitar que el BBVA, entidad bancaria propietaria del inmueble, vendiese el terreno a un fondo inversión y, por tanto, se procediese a la expulsión de los vecinos.


El Govern ejerce este derecho de adquisición preferente de manera excepcional según señala el concejal de Vivienda, Josep Maria Montaner. Al ser preguntado por si realizarán actuaciones similares en otros casos el regidor insiste en que se trata de una solución excepcional” que tiene sentido desde el punto de vista económico y social. Quiere destacar que el Ajuntament no tiene capacidad para comprar todos los edificios que presenten una problemática similar pero que “si en otra ocasión esta es la mejor solución, se hará”.



Cabe señalar que en el edificio hay inquilinos con contrato de alquiler de renta antigua, de renta nueva y también pisos okupados’. En relación a la situación de los vecinos del inmueble, la concejala del distrito, Laura Pérez, resalta que ya se está estudiando caso por caso” y que abordarán las condiciones de cada vecino


Montaner subraya que una vez se formalice la comprasi hay que regularizar alguna situación, se regularizará” y asegura que el Ajuntament promoverá los derechos de los vecinos con contratos de alquiler de cinco años y prorrogables.


La intención del Govern con esta adquisición es lanzar, según Montaner, “un mensaje de que estamos en contra de estas operaciones especulativas que van a expulsar a vecinos”. Señala también que todavía no se ha formalizado la compra y que el BBVA aún puede recurrirla, hecho que considera el concejal de Vivienda que no se hará.



Comentarios