​Polémica entrevista en el clan Pujol

Josep Pujol Ferrusola afirma que su madre destruyó parte de la carta de la supuesta herencia

Josep Pujol Ferrusola: "Tener dinero en Andorra es nuestro pecado"
|


JosepPujolFerrusola


El tercer hijo de Jordi Pujol, Josep Pujol Ferrusola, se explaya en Catalunya Ràdio en una entrevista que no deja a nadie indiferente. El vástago de Marta Ferrusola ofrece unas sorprendentes declaraciones que no dejan en muy buen lugar a la familia Pujol Ferrusola.


Una de las más polémicas versa sobre la destrucción realizada por su madre hace años de parte de la carta sobre la supuesta herencia del abuelo Florenci. La intención de ésta no habría sido otra que la de ocultar el rastro del dinero: “Faltan las cuartillas del medio porque nuestra madre las destruyó”.


Josep Pujol Ferrusola sigue en sus trece manteniendo que el dinero que se ha encontrado en Andorra pertenece a la herencia de su abuelo Florenci. Otra cosa es el origen de ese legado. Josep dice desconocer la procedencia de ese dinero pero intuye que pertenece a “negocios grises”, alegando que en esa época los mecanismos para las operaciones financieras no estaban tan reguladas.


Su abuelo decidió dejarles el dinero a su madre, a sus hermanos y a él. No se fiaba de su hijo Jordi Pujol porque ya estaba en política y no confiaba en que se gastara el dinero para las cosas adecuadas. En 1980, fecha de la muerte de Florenci, Pujol ya era presidente de la Generalitat por lo que la familia decidió esconder el legado en Andorra, a través de Joaquim Pujol. En palabras de Josep el objetivo sería ocultar el dinero ya que su procedencia exigiría posibles explicaciones y por tanto haría tambalear la silla de su padre como presidente de la Generalitat.


“Tener dinero en Andorra es nuestro pecado” dice Josep Pujol Ferrusola. Éste admite no haber regularizado antes sus fondos para no perjudicar la carrera política de su padre y afirma que el expresidente de Catalunya no ha tenido nunca cuentas en el extranjero. Defiende que su progenitor “ya era un hombre rico” cuando entró en política y que “no le ha interesado el dinero nunca”.



Subraya que Jordi Pujol hizo bien al mantener escondido el legado del abuelo Florenci porque esto hubiese supuesto su dimisión. En su opinión es mejor tener un presidente de la Generalitat durante 23 años “first class” y de “primera división” a haber renunciado a él por “el gran o pequeño detalle” de que “ha tenido que mantener oculta una herencia del abuelo”.



La nota de la ‘madre superiora’ y el reparto de la herencia


La polémica nota que aparecía en los medios hace un par de semanas en relación a las cuentas de la familia Pujol Ferrusola y firmada por la matriarca como ‘madre superiora’ ha sido rechazada como cierta por su hijo Josep.


El hijo de Marta Ferrusola admite que la letra se parece a la de su madre pero que ella no la reconoce y que es “en parte falsa”. Mantiene que este tipo de comunicaciones con el banco se firman no con el nombre del que la escribe, en este caso ‘Marta’, sino con el número de cuenta.


Sin embargo reconoce que sí se utilizaban este tipo de alias religiosos como ‘madre superiora’, ‘mosén’ o ‘escolano’ en sus operaciones bancarias y subraya que el uso de códigos se trata de algo normal en relación a las cuentas en el extranjero. Josep señala que estas metáforas nacieron como una “broma” puesto que su hermano Jordi decía que el gestor que llevaba sus cuentas en Andorra se parecía a un mosén.


Acerca de la herencia el hermano Pujol Ferrusola explica que ésta se repartió cuando todos los hijos de Pujol alcanzaron la mayoría de edad en los años 90 y que se abrieron cuentas en el banco andorrano AndBank para ellos y para su madre. En 2010 pasaron el dinero a BPA porque la primera entidad bancaria no quería tenerlos como clientes para no verse obligados, según Josep, a tener que dar información al Estado español sobre sus cuentas.


Al ser preguntado por las cantidades de las que disponía cada uno y de su paradero Josep dice que su “madre, Pere, Mireia y Oleguer regularizaron todo lo que tenían fuera, que eran 4’5 millones de euros”. Su hermano Oriol “no regularizó nada porque no tenía nada”, él regularizó “2’5 millones con la amnistía fiscal de Montoro” y Jordi Junior “no regularizó nada porque lo que debía era superior a lo que tenía”.


Una hora y once minutos dan para mucho. En su entrevista a Catalunya Ràdio ha querido presentar las consecuencias que sufre la familia ante el escarnio público fruto de sus cuentas en Andorra. Asegura que no están "con una mano delante y una detrás”, como decía Marta Ferrusola, pero que sí se encuentran en una situación delicada. Algunos hermanos han perdido sus trabajos porque afirma que ningún empleador quiere arriesgarse a ser investigado poniendo un Pujol en su vida.


Habla de todos sus hermanos defendiendo su inocencia pero duda sobre su defensa a Jordi Junior. En este sentido afirma sobre Jordi Pujol Ferrosula, actualmente en la prisión Soto del Real, que no puede “poner la mano en el fuego” por él porque no conoce sus negocios y no sabe “realmente lo que ha hecho”.


Considera una “injusticia total” la hipotética posibilidad de que sus padres puedan ir a prisión y lamenta la situación que ellos están viviendo porque se encuentran “débiles”. Aprovecha también para acusar a la UDEF de presentar un informe que “es una mentira absoluta” y denuncia que perdió su trabajo en Miami fruto de las presiones del Ministerio del Interior, señalando en concreto a Fernández Díaz.


Entrevista completa de Josep Pujol Ferrusola en Catalunya Ràdio



   ​La Policía cifra en más de 70 millones el presunto beneficio ilíicito del clan Pujol
   Jordi Pujol Junior a la cárcel
   ​El juez De la Mata archiva el pendrive del “caso Pujol”

Comentarios