​El Ajuntament de Barcelona aprueba la reforma integral de la Via Laietana

El Govern quiere acabar con el “exceso” de plazas de aparcamiento subterráneo
|


ViaLaietana 2


La jornada de la Comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad del Ajuntament de Barcelona ha tomado diversas decisiones que afectan a los residentes de la Ciudad Condal. Por un lado la reforma de la Via Laietana y por otro la modificación de las normas urbanísticas para regular el aparcamiento de la ciudad.


Los vecinos de Via Laietana que se manifestaron el pasado sábado al grito de ‘Viva Laietana’ han tenido protagonismo en el Ajuntament. Tras las reformas puntuales anunciadas por el distrito Ciutat Vella la comisión ha aprobado una propuesta del PP para rechazar las mejoras puntuales anunciadas la semana pasada por el ejecutivo y presentar en un plazo de tres meses un plan de reforma integral de la avenida.



Janet Sanz, teniente alcalde de Urbanismo, mantiene que el Govern municipal empezará estas reformas integrales en primer lugar en Pere IV y en la avenida Meridiana para después ejecutar la de la Via Laietana. En este sentido la regidora asegura que si pueden empezar “antes del 2019 mejor”, pero que si no espera que al acabar el mandato “la primera reforma de transformación sea esta”.


El Ajuntament quiere acabar con el “exceso” de aparcamiento subterráneo


Otra de las medidas establecidas durante la comisión está relacionada con el aparcamiento de la ciudad. El Ajuntament aprueba el cambio de las normas urbanísticas del Plan General Metropolitano que regula este asunto con los votos a favor de Barcelona en Comú, PSC y CUP, las abstenciones de ERC, Cs y Gerard Ardanuy (no adscrito), y contra el Grupo Demòcrata y PP.



Estas reformas en cuanto al aparcamiento de Barcelona pretenden, entre otras cuestiones, adecuar la reserva de plazas de aparcamiento a criterios de flexibilidad, evitar que la oferta excesiva de plazas sea descontrolada y favorecer una movilidad más sostenible para evitar ruidos y problemas de contaminación. 


Entre las medidas destaca la fijación máxima de aparcamiento para diversos tipos de viviendas y comercios. Para los pisos protegidos se fijará una plaza por cada cuatro viviendas mientras que para las dotacionales, equipamientos de proximidad y comercios de hasta 1.300 metros cuadrados ninguna plaza. En comercios de 1.300 a 2.500 una plaza por cada 65 metros cuadrados y para complejos comerciales o de más de 2.500 dos por cada 100 metros cuadrados.


Janet Sanz, regidora de Urbanismo, defiende que en Barcelona hay un "exceso" de aparcamiento subterráneo, 640.000 plazas, con el que "hay que acabar" para reducir el uso del vehículo privado y así reducir los niveles de contaminación.


   ​Ciutat Vella invertirá dos millones de euros para mejorar la Vía Laietana

Comentarios