​La Policía cifra en más de 70 millones el presunto beneficio ilíicito del clan Pujol

Marta Ferrusola se hacía llamar “madre superiora” para realizar movimientos bancarios
|


JORDIPUJOL


El caso Pujol continúa adelante con la presentación del informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional. La investigación policial determina que la familia Pujol habría obtenido presuntamente beneficios ilícitos por valor de más de 70 millones de euros desde 1990. 


La UDEF considera que funcionaban como una “organización criminal” que utilizaba sus cuentas en Andorra para realizar presuntas operaciones ilegales y enriquecerse ilícitamente. La Policía mantiene que las actuaciones del clan no respondían a cuestiones aisladas sino que se trataba de un “plan preconcebidoordenado” basado en “una operativa de blanqueo de capitales” dirigida por Jordi Pujol Ferrusola.


La unidad policial mantiene que el primogénito del matrimonio Pujol-Ferrusola, Jordi Pujol Jr, actuaba como líder en la gestión de las cuentas familiares en Andorra y que era el miembro de la familia que más dinero poseía. La UDEF considera que Jordi Pujol Jr se encargaba de “recepcionar, ingresar y posteriormente dar salida al dinero” que después transfería a las cuentas de sus familiares.


El informe atribuye a Jordi Junior algo menos de 54’4 millones de euros seguido por los 3’71 millones de euros de su exmujer Mercé Gironès. Los fondos del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, llegaban a los 2’84 millones y los de Marta Ferrusola alcanzaban los 683.139 euros. Para el resto de los hermanos del clan Pujol la asignación que valora la UDEF es la siguiente: para Josep 3’52 millones, para Oriol 955.253 euros, para Mireia 757.708, para Pere 711.561, para Oleguer 697.761 y para Marta 695.657 euros.


Marta Ferrusola es “la madre superiora” del clan Pujol


La matriarca de los Pujol se hacía llamar “madre superiora” para realizar movimientos en sus cuentas bancarias. La mujer del expresidente de la Generalitat utilizaba este título religioso para ordenar transferencias económicas de sus cuentas en Andorra. La misiva forma parte de las pruebas que aporta el Ministerio Público acerca de la causa que investiga el juez De la Mata sobre la procedencia presuntamente ilícita de la fortuna de los Pujol.


Con este documento la institución pública pretendería demostrar hasta dónde llega el papel de Marta Ferrusola que se postularía como un personaje relevante en cuanto a la gestión de las cuentas familiares en Andorra.


La nota, que aparece en un extracto de solicitud de operación bancaria está firmada el 14 de diciembre de 1995, dice lo siguiente: "Reverendo Mosén, soy la madre superiora de la congregación. Desearía que traspasara dos misales (dos millones de pesetas) de mi biblioteca a la biblioteca del capellán de la parroquia (Jordi Pujol Ferrusola). Él ya le dirá dónde se deben colocar. Muy agradecida".