​Los electores castigan a PP y PSOE en la Comunidad de Madrid

|


Cifuentes 1


Un sondeo de Metroscopia elaborada para El País sobre la Comunidad de Madrid muestra cómo sería la situación política si se celebrasen unas elecciones ahora. El PP y el PSOE son los grandes perjudicados con la pérdida de 12 escaños para los populares y 10 para los socialistas con respecto a las pasadas jornadas electorales. El desgaste de estos partidos históricos sería aprovechado por las nuevas formaciones. Podemos se convertiría en segunda fuerza política comiendo terreno a los socialistas y Ciudadanos ganaría casi el doble de escaños recogiendo a los votantes del Partido Popular.


El sondeo realizado en pleno apogeo de la operación Lezo, entre el 24 y el 26 de abril, muestra el castigo de los madrileños a los populares. Las presuntas irregularidades destapadas tras la mala gestión del Canal de Isabel II aprietan pero no ahogan al PP. El partido de Cifuentes seguiría siendo la fuerza más votada pero perdería poder en la Asamblea que iría a parar a manos naranjas. Ciudadanos conseguiría 31 escaños, ahora tiene 17, casi duplicando el apoyo de los votantes de las elecciones de 2015. La formación azul y el partido de Albert Rivera seguirían dirigiendo el Gobierno de la Comunidad de Madrid con 67 escaños, pero los naranjas tendrían más poder en la toma de decisiones.


Suspende también para los madrileños el PSOE. La inestabilidad interna del partido socialista y la abstención al Gobierno de Rajoy altera el voto de sus simpatizantes que le retiran su apoyo a favor de Podemos. La formación, en plenas primarias, perdería 10 escaños y se desplomaría hasta la cuarta posición. Por su parte el partido morado conseguiría alcanzar el segundo puesto con 35 escaños, 8 más que en las elecciones de 2015, pero no podría formar gobierno con el PSOE. Socialistas y podemitas suman 62 escaños frente a los 67 de Ciudadanos y PP.


A pesar de la pérdida de confianza del electorado hacia los partidos tradicionales sus líderes no salen demasiado malparados. El caso de Cifuentes es el más claro. La presidenta de la Comunidad de Madrid cuenta con la aceptación del 63% de los votantes que aprueban su actuación política. El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, cuenta con el aprobado del 43% de los electores y sus homólogos de Ciudadanos y Podemos, Ignacio Aguado y Lorena Ruiz-Huerta, siguen siendo más desconocidos. Un tercio de los votantes ha oído hablar de la portavoz morada en la Asamblea de Madrid y la mitad no sabe quién es Ignacio Aguado.