Jordi Pujol Junior a la cárcel

|


JordiPujolFerrusola


La Audiencia Nacional está hasta arriba de faena. Los políticos copan las portadas y los tribunales por su presunta participación en tramas corruptas. El juez De La Mata decidía hoy mandar a prisión incondicional a Jordi Pujol Junior por la evasión de grandes cantidades de dinero. El Alto Tribunal admite la propuesta de la Fiscalía Anticorrupción, la Abogacía del Estado y la acusación popular representada por Podemos. Jordi Pujol Ferrusola entra en la cárcel sin posibilidad de conseguir la libertad previo pago de una fianza.


El magistrado resuelve la prisión provisional por varias causas. Entre ellas se encuentra "evitar la ocultación, alteración o destrucción de las fuentes de las pruebas". De la Mata asegura que este es un peligro fundado y concreto que ya apreció en la última declaración de Jordi Pujol Ferrusola de febrero del 2016. Además también pretende "conjurar el riesgo de reiteración delictiva" y garantizar que el Juzgado pueda realizar un control más efectivo "visto que el practicado hasta ahora ha resultado insuficiente".


Era la tercera vez que el primogénito del expresidente de la Generalitat por la Vieja Convergència, Jordi Pujol Ferrusola, tenía que declarar delante del juez para explicar la procedencia de sus bienes. En cuatro horas de declaración Jordi Pujol Junior negaba haber puesto en marcha ninguna estrategia para despatrimonializar sus negocios. A la tercera va la vencida. Pujol Junior a la cárcel.


La Fiscalía Anticorrupción consigue que el magistrado meta en prisión al hijo de Jordi Pujol por una estrategia “insistente y continuada” de desvío de capitales con el objetivo de evitar que fuesen sustraídos por la Justicia. El organismo público pedía su ingreso en prisión ante el peligro de que Pujol Junior destruyese pruebas y pudiese utilizar testaferros que tendría operando en México o Argentina. Esta tarde ya le retiraban su teléfono móvil y cualquier dispositivo electrónico para que no pudiese eliminar más señales.


Según la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional Jordi Pujol Ferrusola era el miembro de la familia encargado de gestionar de las cuentas bancarias de sus hermanos en Andorra. La investigación policial determina que desde 2012 el primogénito del expresidente de la Generalitat podría haber desviado en torno a 30 millones de euros. La UDEF señala que en sus últimas operaciones habría extraviado aproximadamente 14,7 millones de euros para evitar un futuro embargo judicial. Jordi Pujol Ferrusola ya estaba preparando el camino de su dinero en dirección a México para que no se lo quedase la Justicia española si la cosa salía mal. Jordi Junior se lo olía. De la Mata lo mete en chirona.