El Parlament decide esta semana el gasto para el reféredum

|

Juntadeportavoces


Este martes comienza el debate final sobre el Proyecto de Ley de Presupuestos de la Generalitat para el 2017. La polémica central será, sin duda, la regulación de una partida presupuestaria destinada a la celebración de la consulta independentista. La votación del miércoles se prevé determinante para decidir el futuro del referéndum.


La disposición adicional número 31 será la gran protagonista de la semana para la aprobación de la Ley de Presupuestos de la Generalitat. Esta medida recogida por el Govern pretende "habilitar las partidas para garantizar los recursos necesarios en materia de organización y gestión para hacer frente al proceso referendario sobre el futuro político de Cataluña".


Junts pel Sí, CUP y Catalunya Sí Que Es Pot están dispuestos a hablar


Tras el recurso presentado por PSC, Ciutadans i PPC, el Consell de Garanties Estatutàries (CGE) señaló que "la competencia de regulación y autorización en materia de referéndum" es potestad exclusiva del Estado por lo que la Generalitat no puede disponer de "margen de actuación normativa o ejecutiva".

El dictamen del Consell, órgano consultativo de la Generalitat, ha sido un varapalo para el Govern. Junts pel Sí ha tenido que presentar una enmienda adicional para así poder mantener el presupuesto destinado a la causa por el referéndum respetando la decisión no vinculante del CGE. Este grupo parlamentario ve la oportunidad de llegar a un acuerdo con la CUP y con Catalunya Sí Que Es Pot para la realización de la consulta sobre el futuro político catalán.


Desde la CUP consideran que no se debe dar un paso atrás y que las únicas modificaciones posibles que pueden aceptar están relacionadas con las mejoras de carácter social. Coscubiela, portavoz parlamentario de CSQEP, mantiene las puertas abiertas al diálogo pero determina que su grupo "no contribuirá" a aprobar unos presupuestos que digan "respetar el dictamen del Consell y al mismo tiempo mantenga íntegramente el texto declarado anti estatutario por el CGE".

PPC, PSC y Ciutadans están en contra de la disposición adicional para el referéndum


Ciutadans, el PPC y el PSC se mantienen reacios a la aprobación de esta Ley de Presupuestos. Eva Granados, portavoz parlamentaria del PSC, declara que su partido votará en contra de todas las enmiendas subsiguientes al dictamen del Consell y defiende que esta disposición adicional "no es legal" por lo que no se puede "arreglar con un simple cambio semántico o lingüístico". Mientras tanto Ciutadans, en palabras de Inés Arrimadas, ve este proyecto de ley como un error puesto que no está "pensada para los catalanes sino para contentar a la CUP".


Por su parte, García Albiol está dispuesto a hablar siempre y cuando se retiren estas partidas presupuestarias y le dice al vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, que no tendrá la "colaboración del Gobierno de España" para gastar dinero en "fiestas independentistas". El vicepresidente de la Generalitat se muestra convencido de que se trata de la mejor de las propuestas posible y es consciente de que "el PP y sus aliados no nos han regalado nunca nada y seguro que no nos lo regalarán ahora".


El miércoles se decidirá si el segundo proyecto de ley de presupuestos presentado por Junqueras sigue adelante. En el marco del pleno también se debatirá la conocida "ley de acompañamiento" que versa sobre asuntos económicos relacionados con las medidas fiscales, los impuestos a grandes espacios comerciales y los gravámenes sobre estancias en establecimientos turísticos, entre otras cuestiones.