​Un pueblo de Girona restringe el consumo de agua por la sequía

|


Campelles (Girona) ha decidido cerrar el grifo en el municipio debido a la “actual sequía”. El Ayuntamiento ha restringido el consumo de agua por un “problema de abastecimiento”. Esta situación viene dada por la escasez de precipitaciones en toda Catalunya, con los pantanos al 55% de su capacidad.


En un bando municipal, el Consistorio informa de las franjas horarias de consumo de agua: entre las 7 y las 9 horas, entre las 12 y las 15 horas y entre las 20 y las 22 horas. Además, ha subrayado que el agua que llegará “solo será para consumo doméstico” y que no se podrán hacer barbacoas o prender fuego.


El Ejecutivo local también avisa de futuras restricciones: “Estamos trabajando para restablecer el suministro, una vez conseguido, nos veremos obligados a hacer restricciones y a prohibir la utilización para el riego”. 


   Agricultores en zonas de sequía salvan la producción con agua reutilizada