​Detenido por colocar un explosivo en la obra de la empresa que le despidió en Castellbisbal

|


Explosivo Mossos Castellbisbal (Mossos)

Detenido un trabajador que colocó un explosivo en la excavadora de una obra en Castellbisbal. Fuente: Mossos


Un trabajador resentido coloca un explosivo en la excavadora de una obra de Castellbisbal (Barcelona), propiedad de una empresa que le había despedido. El dispositivo no llegó a explotar, ya que fue descubierto por un operario que avisó a emergencias. El presunto autor, un hombre  español, de 45 años y vecino de l’Hospitalet, está acusado de delitos de homicidio en grado de tentativa, tenencia ilícita de artefacto incendiario y daños en grado de tentativa.


Los Mossos han explicado que los hechos se produjeron la mañana del 10 de marzo. El grupo Tedax se encargó de desactivar el dispositivo antes de que explotara. Según las autoridades, era un explosivo casero, pero elaborado: se trataba de una garrafa de gasolina conectada con un cable a una placa electrónica que funcionaba a pilas y programada para explotar a las 9.15 horas, momento en el que generalmente se empieza a usar esta excavadora.


La policía abrió entonces una investigación que les permitió averiguar que la semana anterior se habían producido presuntamente dos sabotajes más: alguien había puesto azúcar en el depósito de gasolina de dos máquinas. Los investigadores atacaron cabos hasta llegar al sospechoso, que había trabajado en esta empresa y había sido despedido poco antes de estos incidentes.


   ​Investigan la muerte de un hombre en Valls (Tarragona)