​Alta tensión en la frontera de Rusia y Ucrania

|


Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, ha exigido a Rusia que detenga “de forma inmediata” su movilización militar en la frontera con Ucrania y ha asegurado que esa movimento de fuerzas no está justificada y es "profundamente preocupante", según declaró el noruego en una rueda de prensa conjunta con el ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dmitro Kuleba. 


"Rusia debe poner fin a esta concentración militar en Ucrania y sus alrededores, detener sus provocaciones y desescalar inmediatamente”, añadió el máximo dirigente de la Alianza Atlántica ante los medios.


Moscú reconoció que ha desplegado fuerzas en su flanco occidental, pero insistió ante estas denuncias en que este movimiento responde a "ejercicios", o maniobras, de las que hace responsable a la OTAN, según declaró el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú.


"En respuesta a las actividades militares de la Alianza que amenazan a Rusia, hemos tomado las medidas apropiadas", dijo el mandatario en una reunión en el puerto ártico de Severomorsk, a orillas del mar de Barents.


   ​La frontera de EEUU es un polvorín