​Abierto expediente contra Bosch un año después del escándalo de acoso sexual en la conselleria de Exteriores

|


Bosch (Govern)


Alfred Bosch, exconseller de Acción Exterior. Fuente: Govern


Un año ha tardado el Govern independentista en abrir expediente sancionador al exconseller de Acción Exterior, Alfred Bosch, por su gestión política de los casos de presunto acoso sexual por parte de su número dos en la conselleria Carles Garcias.


La consellera de Presidencia, Meritxell Budó, ha explicado que han tomado esta decisión ante una “presunta infracción de los principios éticos y de las normas de conducta” de altos cargos de la Generalitat. En esta línea ha dicho que ahora la instructora tendrá que "dirimir la existencia o no de responsabilidad por parte del exconseller al no haber activado el protocolo en caso de acoso sexual".


Budó ha evitado la autocrítica y ha justificado la demora en el proceso sancionador. Preguntada por los tiempos en rueda de prensa, ha indicado que a todos les gustaría que la administración funcionara con más rapidez, pero ha puesto en valor que al final se haya abierto el expediente "más allá de los plazos en los que se haya producido".



Por su parte, Bosch ha celebrado poder defender su inocencia, aunque ha lamentado no haberlo hecho antes: "Ya era hora". Sobre el caso, el exdirigente del ERC ha subrayado que andie le puede acusar de encubrimiento, porque no tuvo conocimiento de ningún hecho denunciable por parte de su exjefe de gabinete.



   Budó se 'chiva' de la unilateralidad de Aragonès en el caso Bosch