​Confinamiento comarcal toda la semana y cierre de restauración por tramos horarios en Catalunya

|


Consellera Budu00f3 (Twitter Govern)


Meritxell Budó, consellera de Presidencia de la Generalitat. Fuente: Twitter Govern


Paso atrás tras el repunte de casos de coronavirus en Catalunya. El Govern catalán amplía las restricciones de movilidad y restringe la actividad de la restauración desde el 21 de diciembre hasta el 11 de enero. La Generalitat ha ordenado el cierre de bares y restaurantes por horas y limita los desplazamientos en la zona comarcal durante toda la semana.


La portavoz Meritxell Budó junto al vicepresidente Pere Aragonès ha explicado en rueda de prensa que no se podrá salir de Catalunya durante las Navidades, excepto por trabajo o visitas a familiares o gente cercana durante las fiestas. En el interior, el confinamiento pasará de ser municipal y de fin de semana a comarcal y semanal. Únicamente se permitirá la movilidad entre comarcas para que una burbuja de convivencia se desplace a un “destino fijo”, ya sea la casa de un familiar o allegado, una segunda residencia o un hotel o establecimiento turístico.


Con respecto a la interacción social, las reuniones podrán ser de hasta 10 personas de solo dos burbujas de convivencia durante los días de fiestas navideñas (24, 25, 26 y 31 de diciembre y 6 de enero); y se mantiene el toque de queda hasta las 22.00 horas y ampliado para los días 24 y 31 de diciembre hasta la 1 de la madrugada y el 5 de enero hasta las 23.00 horas.


En cuanto a la actividad económica, los principales afectados son bares y restaurantes, a los que solo se permitirá abrir al público por franjas horarias: de 7.30 a 9.30 horas para servir desayunos, y de 13.00 a 15.30 horas para servir comidas. Las terrazas seguirán abiertas, el interior quedará restringido al 30% del aforo y se permitirá recoger comida de 19.00 a 22.00 horas y el servicio a domicilio hasta las 23.00 horas. La excepción será la restauración dentro de los centros comerciales, que se mantienen abiertos al 30% del aforo, que se ven obligados a cerrar sus puertas al público.


   ​Catalunya retomará las clases tras las fiestas de Navidad el 11 de enero