El Supremo reconoce la pensión de viudedad a una mujer maltratada que ya no convivía con su pareja de hecho

|


Tribunal Supremo (CC Wikipedia)


Fuente: CC-Wikipedia


El Tribunal Supremo ha desestimado un recurso para la unificación de doctrina planteado por la Seguridad Social frente a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, de fecha 26 de marzo de 2018, que dio la razón a una mujer y reconociendo su derecho a cobrar la pensión de viudedad desde la fecha del fallecimiento en accidente de tráfico en el año 2012 de quién había sido su pareja de hecho y con quien había cesado su convivencia en el año 2000 a causa de violencia de género. Ambos además tuvieron un hijo en común en 1996, que tiene reconocida pensión de orfandad.


En la sentencia el TSJ catalán fijó que debía aplicarse por analogía a las parejas de hecho la previsión contenida en el artículo 174.2 de la LGSS para las mujeres víctimas de violencia de género en el momento de la separación judicial o el divorcio. El tribunal consideró acreditado que el cese de la convivencia fue a causa de la violencia de género, por lo que la mujer reunía el resto de requisitos legales para tener derecho a pensión. 


Por su parte en su recurso la Seguridad Social argumentaba principalmente que el artículo 174.3 de la LGSS de 1994 no hace mención a la violencia de género ni exime, en esos supuestos, de la exigencia de la existencia de unión con el causante en el momento de su fallecimiento ni de la necesaria convivencia ininterrumpida no inferior a cinco años.


Para la Sala de lo Social del Alto Tribunal lo demandado por la mujer es conveniente. Establece así en una sentencia que, siempre que cumpla los restantes requisitos legalmente exigidos, tiene derecho a la pensión de viudedad de parejas de hecho la mujer que, en razón de violencia de género, no estaba ya unida ni convivía con la pareja en el momento del fallecimiento de la misma.


Se hace así una interpretación del artículo 174.3 de la Ley General de la Seguridad Social de 1994 (actual artículo 221.1 LGSS de 2015) distinta a la argüida por la Seguridad Social y con perspectiva de género. Para el Supremo no es razonable el requisito de convivencia entre los miembros de la pareja cuando concurre violencia de género, donde la protección de la mujer lo que exige precisamente es el cese de esa convivencia.



   ​La pensión de viudedad: cuantías y formas de perderla