​La pensión de viudedad: cuantías y formas de perderla

|


Seguridad Social (Gobierno)


Fuente: Seguridad Social


La pensión de viudedad es una prestación de carácter contributivo que concede el Estado a los cónyuges cuando uno de ellos ha fallecido. Para poder percibirla es obligatorio haber cotizado durante un tiempo determinado y haber cumplido unos determinados requisitos. Estos últimos pueden perderse y ello comportaría que dejaría de percibirse. 


El primer trámite que debe realizarse es rellenar el modelo de solicitud de Prestaciones de Supervivencia y adjuntar toda la información personal que en el mismo se indica. Este deberá presentarse en un Centro de Atención e Información de la Seguridad Social para que se empiece a tramitar. 


El reconocimiento de la pensión le corresponde estudiarlo a la propia Seguridad Social, que se encargará de notificártelo cuando se haya llevado a cabo su estudio. Su cuantía es de alrededor de un 52% de la base reguladora que se aplique en cada supuesto. Esta base se aplica de diferente forma dependiendo de si la persona fallecida estaba en activo, era pensionista o dependiendo de cual es la causa del fallecimiento, por lo que podría ser más alta o más baja dependiendo del caso.


Sí que existen ciertos elementos tasados. Por ejemplo si el cónyuge de la persona fallecida que va a recibir la pensión es mayor de 65 años, ya que aquí la base reguladora será del 60%, e incluso puede llegar a ser del 70% si la persona que solicita la pensión tiene alguna carga familiar o esta pensión de viudedad fuera su única fuente de ingresos.


Las formas de perder la pensión son diversas. Una de ellas es cuando se contrae un nuevo matrimonio, aunque existen excepciones: tener una edad mayor a los 61 años, ser la única fuente de ingresos o que el matrimonio no cuente con unos ingresos anuales que superen el Salario Mínimo Interprofesional.


Otras formas serían su existe culpabilidad en la muerte del cónyuge o por cualquier otra condena en sentencia firme que así lo invalidara. Tampoco, lógicamente, si el beneficiario de la misma fallece (no puede percibirlo un heredero).


   ​Criterio sobre los procedimientos de inspección tributaria cuando hay entrada autorizada a domicilio