​Detenidos dos conductores borrachos que provocaron accidentes en la Canonja y Selva de Camp

|


Accidente Canonja 1 (Mossos)


Dos conductores detenidos en Tarragona por provocar accidentes bajo los efectos del alcohol. Fuente: Mossos


Dos conductores, un hombre y una mujer de nacionalidad española y de 38 y 42 años, han sido detenidos por conducir bajo los efectos del alcohol y provocar varios accidentes en la provincia de Tarragona. Los infractores están ya en libertad con la obligación de comparecer en el juzgado cuando sean requeridos.


El primer suceso se produjo el sábado sobre las 23.00 horas en la Canonja. Varias patrullas de la policía catalana se desplazaron al km 12’7 de la T-11 al recibir el aviso de un accidente con 4 vehículos implicados. Tras asegurar la zona, los agentes comprobaron que se habían producido dos colisiones por alcance.


En el primer choque, un conductor dio por detrás a otro coche que iba correctamente. Como consecuencia del impacto el primer vehículo salió disparado, chocó contra la valla de seguridad y volcó. El otro turismo se quedó encarado en sentido contrario con las luces enfocando la vía, que estaba además llena de trozos de los aparatos accidentados. Las luces y los restos provocaron el segundo accidente al deslumbrar al tercer conductor. Éste frenó bruscamente y el que le seguía no pudo evitar chocar por detrás.


Tras hacer las pruebas de alcoholemia a los implicados, los Mossos d’Esquadra comprobaron que el conductor que provocó el primer accidente iba borracho. Las autoridades lo confirmaron con la prueba, que dio una tasa de 1’09 mg/l, cuatro veces más de lo permitido legalmente. Fue arrestado por conducción temeraria y conducir bajo los efectos del alcohol.


Intenta huir del accidente y se niega a hacerse el test de alcoholemia


El segundo suceso tuvo lugar en la Selva de Camp la noche del domingo. Un vigilante municipal informó que había una persona en estado ebrio circulando por el pueblo y que había chocado contra un aparcamiento de bicis. El testigo la paró cuando intentaba huir del lugar.


Al llegar, una patrulla observó que la mujer estaba ebria. Pese a los numerosos intentos por identificarla y que se sometiese al test de alcoholemia, la conductora no colaboró y se negó, por lo que finalmente se procedió a su arresto. 


   ​Accidente mortal de un motorista en Llagostera (Girona)