​Significado del sobreseimiento provisional

|


Logo Justicia (Gobierno)


Fuente: Ministerio de Justicia


El sobreseimiento es un escrito redactado por un juez que se denomina auto. Con ello se interpreta que pone fin a una investigación penal. Pero esta puede ser de dos formas: una forma definitiva o de una forma provisional.


El sobreseimiento equivale a cierre definitivo habitualmente. Con esta acción su señoría decide archivar una causa y cerrarla, lo que de forma estricta se denomina sobreseimiento libre y actúa así en tres casos:

  • cuando el hecho investigado no se considera delito.
  • cuando no se dan indicios racionales de que se haya producido el hecho que dio motivo a la formación de la causa. 
  • cuando aparece una exención penal; o lo que es lo mismo: cuando los procesados como autores, cómplices o encubridores están exentos de responsabilidad penal.


En cambio el sobreseimiento provisional equivaldría a un archivo temporal de la causa en cuestión, lo que  quiere decir que aunque ésta se cierre se encuentra latente y es susceptible de volver a ser abierta si aparecen nuevos indicios que la pudieran desbloquear.


En este caso no existe por tanto la situación de cosa juzgada, como en el supuesto del sobreseimiento libre, y por ello el Ministerio Fiscal como defensor de la legalidad puede proseguir si lo estima oportuno buscando al responsable o responsables, pudiendo solicitar la reapertura de la causa cuando lo entienda adecuado. Las partes en el procedimiento también podría solicitar la reapertura.


El juez utiliza esta herramienta cuando tiene claro que se ha cometido un delito pero no sabe quién lo ha hecho o cuando no resulte justificada la perpetración del delito que haya dado motivo a la formación de la causa. Esta situación puede durar mientras no prescriba el delito, momento en el cual también decae la provisional del sobreseimiento. 


   ​Nueva jurisprudencia sobre reducción de jornada para cuidado de menor enfermo