​Del 'confinament total' al 'confinament opcional'

|


Coronavirus Torra (Govern)


Quim Torra. Fuente: Govern


La declaración del estado de alarma no fue bien vista por el Govern presidido por Quim Torra puesto que entendían que era un recentralización encubierta. También señalaron que no cerrar Madrid y Catalunya fue un error que ayudó a que el COViD-19 contagiara más rápido a la población.


Así se hizo famosa en aquella época la demanda del 'confinament total' de la población en sus casas. También el 'tancament total' de Madrid y Catalunya. Dejando de lado el papel de la Generalitat en los días previos a la pandemia, con un decreto el viernes 14 de marzo que permitía abrir las discotecas, hay que estudiar el papel de estos días del Ejecutivo catalán en cuanto le han sido devueltas sus competencias.


Y el panorama es desolador. El Segrià ya fue un primer aviso de que la cosa no iba bien. Y los acontecimientos posteriores en Lleida, Barcelona y su Área Metropolitana no hacen más que dar la sensación de que Torra y los suyos van a remolque de las circunstancias. Y no solo es Ada Colau la que ha señalado esta situación; también alcaldes de la propia cuerda política que los partidos que conforman hoy el Govern. 


La guinda se produjo esta semana cuando se recomendó a los barceloneses que no salieran de la ciudad. Y mucho caso no les han hecho. Así que hemos pasado del 'confinament total' exigido al Gobierno de Pedro Sánchez al 'confinament opcional' cuando la gestión es propia y no cabe criticar a terceros.


La realidad es que Torra está usando esta situación para sus propia hoja de ruta independentista. Hace ya tiempo que dejaron atrás esa molesta obligación de gobernar la autonomía catalana, con lo cual no es de extrañar que toda iniciativa brille por su ausencia. Sin embargo sí que hay tiempo en Palau para enviar misivas a la Casa Real o criticar desde la cuenta de twitter del President a los adversarios políticos.


No es de extrañar que los barceloneses pasen de las directrices opcionales de Torra. Tampoco de las protestas en Lleida del otro día. El Govern tiene poca legitimidad para pedir responsabilidad a la ciudadanía. El Ejecutivo hace tiempo que dejó de ser responsable y no predica con el ejemplo.


   ​Quim Torra usa la pandemia de Covid-19