Llega la crisis de la anexión de Cisjordania por Israel

|


EjércitoIsrael

Tropas de Israel



El 1 de julio comenzará la anexión de Cisjordania por Israel que en su día obtuvo la bendición de Donald Trump. Según el diario Israel Hayom, cercano al partido del primer ministro Benjamín Netanyahu, se ha confirmado que se cumplirá con el calendario previsto sin ninguna clase de titubeo.



El acuerdo suscrito por Netanyahu con Benny Gantz, de Azul y Blanco, estipula que la anexión se iniciará el 1 de julio, por lo que aunque de forma práctica no se indica una fecha concreta Netanyahu no quiere dejar pasar mucho tiempo para un plan que aborrece la Comunidad Internacional pero que cuenta con el aval de EEUU. Y las razones son de peso.



La principal es que Netanyahu sabe que tiene que aprovechar la presidencia de Trump mientras esta siga vigente. Esperar más es arriesgarse a que las elecciones de noviembre en Estados Unidos conduzcan a un cambio en la Casa Blanca que podría dificultar el proceso.



La segunda es de un cariz electoral. Para no perder apoyos el actual primer ministro israelí sabe que debe cumplir con sus votantes. Y esta es una de las promesas que en su día les hizo. Ante el riesgo de unas nuevas elecciones no puede presentarse ante ellos con las manos vacías.



Sin duda todas estas actuaciones llevarán a una nueva crisis con los palestinos. La idea sería anexionarse un 10% del territorio, donde están los principales asentamientos judíos, para posteriormente intentar un simulacro de negociación que se sabe bien que jamás llegará a buen puerto.



Con esta opción por fases o etapas los israelís intentarían no enervar demasiado a los demás países para intentar transformar una realidad que ya es de facto, por su control efectivo sobre el Cisjordania, en legal. Hacerlo de golpe prodría dificultar el objetivo.


   ​Un mercado y un matadero, los orígenes de los rebrotes de China y Alemania