​La subrogación hipotecaria va al alza

|


Hipotecas (Pixabay)


Fuente: Pixabay


La Ley de Crédito Inmobiliario de junio de 2019, junto con la información publicada por los medios de comunicación y que algunas entidades bancarias han comenzado a competir en este mercado está disparando las solicitudes por parte de los hipotecados hacia esta nueva posibilidad. 


La idea es mejorar las condiciones de la hipoteca, pero también puede servir para deshacerse de otros productos relacionados que se tenga con el banco donde se hubiera contratado la hipoteca en su día. O incluso para simplemente cambiar de entidad bancaria de referencia.


Los tipos de interés bajos que hay en la actualidad provocan que muchos productos hipotecarios firmados en su día hace años tengan unos costes mucho más altos que si se contrataran en la actualidad. Según los últimos datos del INE correspondientes al mes de mazo de 2020 la media de los intereses está en el 2'59%, cuando hace una década rondaba el 4%. 


Por tanto se puede lograr un ahorro tanto teniendo en cuenta toda la vida de la hipoteca como también a nivel de las cuotas que se sufragan cada mes. Habrá que estudiar todas las ofertas que se tengan sobre la mesa y los gastos que comporta realizar la subrogación


Hay que valorar también que subrogar la hipoteca no provoca una lesión en los intereses fiscales del titular, ya que si tiene derecho de deducción por vivienda habitual porque adquirió su vivienda antes de 2013 no perderá ese derecho.


Por otra parte viendo al nivel que están los tipos pudiera ser un buen momento para hacer un cambio de hipoteca variable a fija para lo que resta de vigencia de la misma. De esa forma se da más seguridad ante posibles vaivenes del mercado.


   ​La vivienda nueva con la pandemia puede ser una inversión segura