​Requisitos para el ingreso mínimo vital

|


Ingreso Mu00ednimo Vital (Moncloa)


Ya puede solicitarse el Ingreso Mínimo Vital. Fuente: Moncloa


A partir del 15 de junio ya se puede solicitar el denominado Ingreso Mínimo Vital, renta básica promovida por el Gobierno del PSOE-Unidas Podemos dirigida a hogares que se encuentran en situación de pobreza extrema.


La primera condición para acceder a la nueva renta será la vulnerabilidad económica. También habrá que haber solicitado previamente las prestaciones y pensiones a las que se pudiera tener derecho. Las solicitudes presentadas durante los tres primeros meses serán reconocidas con carácter retroactivo desde el 1 de junio. A partir de aquí el derecho a la prestación nace a partir del primer día del mes siguiente al de la fecha de presentación de la solicitud.


Estos son los requisitos para optar a la prestación: 


Habrá un titular por unidad de convivencia, que deberá tener una edad de entre 23 y 65 años a excepción de los supuestos en que se cuente con menores a cargo, donde no se exigirá este requisito de edad. Si el solicitante viviera solo tendrá que acreditar que lleva tres años viviendo de manera independiente de sus padres o tutores. Y además tendrá que haber estado de alta en cualquiera de los regímenes de la Seguridad Social durante al menos doce meses.


Si los solicitantes viven integrados en una unidad de convivencia tendrá que llevar constituida al menos un año antes de la presentación de la solicitud. Para todos los solicitantes se requerirá al menos un año ininterrumpido de residencia legal y efectiva en España, excepto en las situaciones de violencia de género, trata y explotación sexual.


Para que sea reconocida la prestación el hogar debe tener unos ingresos totales inferiores a la renta garantizada para su tipo de unidad de convivencia. Se exigirá que el patrimonio, sin contar la vivienda habitual, inferior a tres veces la renta garantizada anual para un hogar unipersonal con una escala de incrementos por número de miembros en el hogar.


A su vez para acceder a la prestación se tendrán en cuenta los ingresos del año inmediatamente anterior a la solicitud, aunque teniendo en cuenta las situaciones de vulnerabilidad generadas por la pandemia de la COVID-19 también se podrá reconocer excepcionalmente las solicitudes del año 2020 teniendo en cuenta la situación de ingresos de este año. En el caso de que el solicitante  no esté ocupado se exigirá la inscripción como demandante de empleo para el acceso a la prestación.


   ​Requisitos de los extranjeros para trabajar en España