​El uso del Covid-19 como arma política por casi toda la oposición

|


Casado y Abascal (RTVE)


Pablo Casado y Santi Abascal. Fuente: RTVE


Tras la irrupción de la pandemia generada por el COVID-19 en nuestras vidas parecía que era el momento idóneo para olvidar las diferencias políticas y centrarse en ayudar al Estado y a su administración a realizar lo mejor posible su tarea y salvar las vidas de muchos españoles.


Pero desgraciadamente, y con excepciones como la de Ciudadanos y poco más, los primeros días donde parecía darse este escenario fueron una mera alucinación y la mayoría de partidos y algunos gobiernos autonómicos han dedicado sus esfuerzos a sacar tajada de la situación o beneficiarse políticamente del contexto.


Así tanto PP como Vox en la derecha, o ERC y el Govern de Quim Torra con su Procés, o  incluso las formaciones vascas, se han dedicado a poner sobre el tapete temas que no venían a cuento en un momento así. Y no tiene ninguna justificación.


Inés Arrimadas y Cs son el mejor ejemplo de que se puede ser oposición marcando al Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos pero colaborando a su vez en temas de interés general. 


Asuntos como el “socialcomunismo”, la independencia de Catalunya o el Concierto Vasco sobraban y sobran ahora mismo en plena crisis sanitaria y visualizándose ya en el horizonte una económica. Se deberán pedir explicaciones al Gobierno cuando pase esta tormenta, pero la oposición también deberá dar las suyas. 


   ​Una postura coherente de Arrimadas y Ciudadanos