​El Govern de ERC guarda silencio sobre el ‘caso Borràs’

|


Borràs (JxCat Twitter1)


Laura Borràs. Fuente: Twitter JxCat


ERC no se ha pronunciado en redes sociales sobre la situación de la exconsellera de Cultura y portavoz de Junts en el Congreso, Laura Borràs, después de que se haya conocido esta mañana que el Tribunal Supremo haya acordado pedir al Congreso el suplicatorio para proceder contra ella por diversos delitos económicos en su etapa como directora de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC).


A las 16.30 horas la que fue compañera de equipo en el Govern de Torra no ha contado con el apoyo público de los exconsellers de ERC. Ni Pere Aragonès, ni Alba Vergés, ni Ester Capella, ni Chakir el Homrani, ni Josep Bargalló, ni Teresa Jordà, ni tampoco Bernat Solé. Ninguno de ellos ha puesto ningún comentario a favor o en contra de la parlamentaria. El mutis sobre este tema se ha mantenido en la cuenta de ERC, Gabriel Rufián, Sergi Sabrià o Marta Vilalta, entre otros pesos pesados del partido republicano.


Sí se ha posicionado con Borràs la parte juntera del Govern representada por el conseller Jordi Puigneró y el presidente de la Generalitat, Quim Torra. El primero ha manifestado que ninguna “(in)justicia española podrá con la honorabilidad de Laura Borràs” y ha aprovechado para decir que la independencia es “la mejor manera” de acabar con un poder judicial que “juzga con criterios políticos”. Por su parte, el líder de JxCat ha defendido la valía de la diputada y se ha sentido honrado “con su amistad”.




Este viernes el Tribunal Supremo ha acordado pedir al Congreso el suplicatorio para proceder contra ella por delitos de prevaricación, fraude a la administración, malversación de caudales públicos y falsedad documental. La causa se abrió en diciembre por supuestas irregularidades en la adjudicación de 18 contratos por valor de casi 260.000 euros. Presuntamente estos contratos fueron adjudicados por el ILC a un amigo suyo, Isaías Herrero, que está igualmente investigado por el Alto Tribunal.


   ​El Parlament sube la pensión de Artur Mas en plena emergencia sanitaria de Covid-19