​¿Cualquier profesional sanitario puede acceder a nuestra historia clínica?

|


Agencia Espau00f1ola Protecciu00f3n Datos (AEPD)


Fuente: AEPD


Teniendo en cuenta la normativa este tipo de supuestos quedarían regulados en el Reglamento General de Protección de Datos y la Ley Orgánica 3/2018. Y la respuesta es taxativa: no.


Hay que partir de la base de que el paciente tiene derecho a que se respete el carácter confidencial de todos los datos referentes a su salud, y que por tanto nadie pueda acceder a ellos sin previa autorización amparada por la Ley.


En el caso de los profesionales sanitarios únicamente pueden acceder a una historia clínica cuando es totalmente necesario para realizar su trabajo. Jamás por mera curiosidad o para facilitar información de este tipo a un tercero.


Aquí no estaríamos tan solo ante actos que están solamente contemplados como faltas en la normativa de protección de datos, y por ende susceptibles de sanción por la Agencia de Protección de Datos, también ante un ilícito que aparece Código Penal como un delito de descubrimiento y revelación de secretos.


Así la historia clínica se contempla únicamente para garantizar una asistencia sanitaria adecuada al paciente y por tanto los profesionales sanitarios del centro tendrán acceso a ella como instrumento fundamental para su trabajo y para nada más.


El restante personal, como el de administración y gestión de los centros sanitarios, sólo podrá acceder a los datos de la historia clínica que estén específicamente relacionados con sus propias funciones, y con el mismo deber de confidencialidad y secreto.


Igualmente los profesionales que realicen funciones de inspección, evaluación, acreditación y planificación, pueden acceder a las historias clínicas en el cumplimiento de sus funciones de comprobación de la calidad de la asistencia, respetando para ello los derechos del paciente o cualquier otra obligación del centro en relación con los estos y la propia administración sanitaria.


Respeto a esto último en los centros sanitarios deben existir unas normas y procedimientos protocolizados que garanticen el acceso legal a los datos de los pacientes, que deberán ser cumplidos en todos los casos.


Lo que no está legislado, y sería absolutamente necesario, es que en el derecho de acceso a la historia clínica no se incluye la identificación de los profesionales sanitarios que acceden a la misma. Esto es un serio problema para lograr un medio de prueba por si un sujeto realiza prácticas de carácter irregular.


   ​Posibilidad de acceder a la historia clínica de un fallecido