​Un Camp Nou sin público hasta febrero

|


Camp Nou (FC Barcelona)


Camp Nou. Fuente: FCB


El FC Barcelona da por seguro que la presente temporada acabará a puerta cerrada -si acaba- debido a la crisis del Covid-19. Si todo va bien la próxima empezaría con la misma dinámica pero los clubs podrían acoger a sus aficionados tras el primer tercio de campeonato. También se estudia la posibilidad de un aforo limitado como medida sanitaria. 


Según una información del programa 'Tot Costa', la versión culé más optimista vería un campo con afición a mediados de noviembre. La más pesimista partidos sin público en las gradas hasta febrero de 2021.


Todo ello sería muy perjudicial económicamente para el Barça, que vería así cómo sus ingresos por abonos se recortan drásticamente. La entidad dirigida por Bartomeu ingresa 45 millones de euros por este concepto cada temporada. Y aunque los derechos televisivos son hoy en día más importantes, no deja de ser un palo económico.


El club azulgrana trabaja con la idea de no cobrar abonos de inicio. Y en base a cuándo vuelva el fútbol con afición en las gradas, cobrar la mitad o la proporción de los encuentros que se hayan podido disputar. De esta forma se desea conseguir que el golpe no sea tan duro.


   ​Rousaud hace estallar la bomba de la corrupción en Can Barça