​Formas de acceder a la propia historia clínica

|


Hospital Josep Trueta de Girona (Gencat)

Hospital Josep Trueta. Fuente: Gencat


Para poder contar con la historia clínica el paciente que la requiera deberá atenerse a lo establecido en Reglamento General de Protección de Datos y la Ley Orgánica 3/2018. 


De forma general cabe decir que la persona encargada de elaborar la información o tenga acceso a la misma y a la documentación de la Historia Clínica del paciente, está obligada a guardar la reserva debida que le es exigible. Por su parte cada centro sanitario, ya sea público o privado, archivará las Historias Clínicas, tanto en papel como automatizadas, garantizando su seguridad, conservación y la recuperación de la información cuando se le solicite.


Todo paciente del sistema sanitario podrá dirigirse cuento lo estime a los médicos, centros de salud, centros sanitarios, públicos o privados, para solicitar el acceso a su Historial Clínico, ya sea en soporte electrónico o en papel, y recibir una copia de la información completa que tratan los centros y profesionales sanitarios.


La información debe ser facilitada en el plazo máximo de un mes, aunque el plazo puede ser ampliado, de forma gratuita, exceptuando solicitudes reiteradas en el tiempo o se soliciten más de una copia de lo mismo. El derecho de acceso del paciente a la historia clínica puede ejercerse también por representación debidamente acreditada por el paciente. 


Este derecho de acceso del paciente a su documentación de la historia clínica no es absoluto, ya que no puede ejercitarse en perjuicio del derecho de terceras personas a la confidencialidad de los datos que constan en ella recogidos en interés terapéutico del paciente, ni tampoco en perjuicio del derecho de los profesionales participantes en su elaboración, los cuales pueden oponerse al derecho de acceso la reserva de sus anotaciones subjetivas contenidos en el historial.


   ​Los 10 casos por los que se podría reclamar por el coronavirus