​Felipe VI tiene un nuevo problema

|


Rey Felipe VI (Casa Real1)

Felipe VI. Fuente: Casa Real


La dinastía borbónica ha tenido una vida ajetreada desde su llegada a España a principios del siglo XVIII. Por diferentes motivos muchos de sus monarcas han tenido problemas a la hora de conservar su cetro hispánico. Uno de ellos, y quizás el más importante, ha sido el de la corrupción y la búsqueda del enriquecimiento personal a costa del Estado.


El presunto caso de cobro de comisiones por parte del Rey emérito Juan Carlos I es la continuación de unas prácticas recurrentes en sus antepasados. Y el tema no es baladí puesto que las medidas de distanciamiento de Felipe VI respecto a su progenitor no hacen más que fundar las sospechas de que ese asunto es cierto.


Dejando de lado que el momento de distanciarse de su padre no es el más correcto, en plena crisis sanitaria que azota el país, al actual Jefe de Estado le ha surgido un problema que quizás ahora parezca mínimo pero que puede desarrollarse dando lugar a un escenario donde su reinado pueda verse amenazado.


Tras su discurso a la nación con el contexto del coronavirus de fondo ha quedado claro, a tenor de las diferentes reacciones, que Felipe VI no tiene en la actualidad un gobierno que le sirva de escudo sin fisuras.


Esto es la primera vez que se da desde la instauración del llamado "Régimen del 78". Así aunque los miembros del ejecutivo de Unidas Podemos no hayan criticado al monarca, sí lo han hecho las distintas formaciones, cómo Podemos o IU, que la conforman.


En los próximos meses el difícil escenario que dejará la actual crisis sanitaria, principalmente en lo económico, puede hacer tambalear los cimientos de instituciones que hasta hace muy poco no estaban en entredicho. Una de ellas puede ser la Casa Real. Felipe VI ahora ya sabe que el gobierno quizás ya no sea un escudo protector total para su futuro y la pervivencia de su dinastía.  


   ​La Casa Real y Felipe VI aprovechan el contexto