​Una juez de Manresa expulsa a una asociación de la Guardia Civil de una causa sobre las cargas del 1-O

|


La titular del Juzgado de Instrucción nº2 de Manresa (Barcelona) ha expulsado a la asociación Unión de Oficiales de la Guardia Civil de la causa que investiga las cargas policiales del 1-O. La juez ha retirado a la entidad, que había sido admitida como acusación popular por la anterior magistrada, al entender que su acción no responde a un interés público general.


La juez ha rechazado la personación de la asociación de agentes de la Benemérita estimando el recurso presentado por la acusación particular ejercida por votantes heridos durante las cargas del 1 de octubre y revocando una resolución previa que aceptaba su presencia sin exigirle fianza.


En el auto, se subraya que la función de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil se circunscribe a “velar por los intereses profesionales de sus miembros” y no por el interés público general que debe guiar su actuación como acusación popular. En este sentido recuerda que hay miembros del Instituto Armado investigados por hechos que han sido denunciados por particulares. 


   El juez pide la identidad de la Brigada de Información de la Policía Nacional por las cargas del 1-O