SENTENCIA 1-O

​La condena más alta para Junqueras por liderar el Procés

Junqueras: “Es venganza”
|


Oriol Junqueras (RTVE)


Oriol Junqueras. Fuente: RTVE


Oriol Junqueras ha sido condenado a 13 años de cárcel por delitos de sedición y malversación. El Tribunal Supremo considera que ejerció un papel de “liderazgo” en su condición de vicepresidente de la Generalitat y líder de ERC. El republicano, que dice sentirse “enfadado”, se refiere a la sentencia como una “venganza”.


La Sala de lo Penal atribuye a Junqueras el papel de líder y destaca su “control” en todo el “proceso de creación legislativa y reglamentaria” que hizo posible el referéndum del 1-O. En el escrito se considera acreditado su "dominio" en el Procés, que dio lugar a los hechos el 20-S y del 1 de octubre. Asimismo se recuerda que durante su declaración “admitió la realidad de los hechos” y reivindicó “la legitimidad de su actuación y la ausencia de cualquier responsabilidad criminal”.


Asimismo, el tribunal subraya que Junqueras “promovió y participó activamente” de las llamadas leyes de desconexión y que desatendió todos los requerimientos del Tribunal Constitucional sobre la prohibición de la consulta ilegal y de estas normas. Además se resalta la reunión en la que participó junto a Forn y Puigdemont con los Mossos, donde la cúpula policial les informó del “importante riesgo para la seguridad” de seguir adelante con las actuaciones.


En una conversación telefónica, el jefe de los republicanos catalanes ha reaccionado a las condenas afirmando que "no es justicia, es venganza". El independentista ha calificado de “injusta” la sentencia: “Se han ensañado. Ni blanda ni dura: cualquier sentencia que no fuese absolutoria sabíamos que sería injusta”. “Estoy enfadado, claro, indignado. Seguro que afuera también lo estáis”, ha dicho, para pedir al independentismo no desfallecer, sino persistir.


   El Supremo condena a entre 9 y 13 años de cárcel a los presos independentistas por sedición