​Cabreo de la conselleria de Interior y Mossos con la Guardia Civil en Sant Andreu de la Barca

|


Discurso Pedro Garrido (Twitter)

Discurso de Pedro Garrido. Fuente: Vídeo Twitter


Tensión entre los Mossos y la Guardia Civil en la celebración de la patrona de la Benemérita que ha tenido lugar este miércoles en Sant Andreu de la Barca (Barcelona). Dirigentes de la conselleria de Interior y de la policía autonómica han abandonado el acto “ofendidos” por el discurso del general jefe de la VII Zona de la Guardia Civil en Catalunya, Pedro Garrido.


Según cuentan fuentes de la Generalitat el secretario general de la conselleria de Interior, Brauli Duart, el director general de los Mossos, Pere Ferrer, y el comisario jefe, Eduard Sallent, se han ido al sentirse ofendidos “en protesta con los discursos” y especialmente por las referencias al major Josep Lluís Trapero y a la intendente Teresa Laplana, ambos investigados por la Audiencia Nacional por la presunta participación del cuerpo catalán durante la jornada del 1-O.


Sallent, Ferrer y Duart han participado hasta el final del desfile, pero no han acudido al aperitivo posterior, como estaba previsto. Antes de abandonar el lugar, el secretario de Interior y el director de la policía autonómica se han despedido de la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, así como del director general de la Guardia Civil, Félix Azón, y del propio Garrido.


La Guardia Civil combatirá sin tregua a los radicales independentistas


El jefe del Instituto Armado en Catalunya se refirió durante su discurso a la causa independentista y avisó de que combatirán sin tregua a los que quieran lograr la independencia “siguiendo de una u otra manera la senda del terror”. En cuanto a la operación que llevó a la detención de 9 CDR que presuntamente tenían sustancias explosivas o incendiarias, ha indicado que esta operación “enfrenta a todos a la realidad de que las pretendidas sonrisas revolucionarias se convierten en un rictus” capaz de generar “destrucción, dolor y sufrimiento”.


Garrido, que ha matizado que independentismo no es lo mismo que terrorismo, ha criticado a los que “conciben la ley como herramienta sometida a la decisión previa de desobedecer” y ha añadido sentirse orgulloso de ver como a la labor policial “responden con patéticas muestras de impotencia y resentimiento”.



   ​Comín pide desde Bélgica a los catalanes una confrontación dura con el Estado español