​Torra desobedece al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) y el lazo amarillo se queda

|


Quim Torra (Govern)


Quim Torra, presidente de la Generalitat. Fuente: Govern


El lazo amarillo se queda en la fachada del Palau de la Generalitat. El presidente Quim Torra se ha negado a retirar el símbolo independentista desobedeciendo la orden del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC). El plazo finalizaba este miércoles a las 18.10 horas y el juntero no ha quitado la pancarta.


En su lugar el gabinete jurídico de la Generalitat ha presentado recurso de reposición contra el auto del Alto Tribunal catalán y le reclama que suspenda la orden. El escrito alega que la pancarta “se tiene que enmarcar en el ejercicio de la libertad de expresión” y defiende que "negarle" al líder del Govern "su derecho a formular manifestaciones políticas" es una "vulneración de su libertad de expresión y una restricción injustificada y desproporcionada del debate político". 


La semana pasada el TSJC acordó la retirada de la pancarta al aceptar las medidas cautelares que solicitó Impulso Ciudadano en su contencioso por un presunto incumplimiento de los deberes a los que está sometida la administración pública en representación del conjunto de la ciudadanía. El tribunal lanzó un ultimátum de 48 horas a Torra, que recibió el lunes el requerimiento.


   ​Activada la cuenta atrás para que Torra quite la pancarta independentista del Palau de la Generalitat