​El Síndic Ribó reconoce haber recibido regalos

Admite que fue un error aceptar el viaje con investigados del caso 3%
|


Rafael Ribu00f3 (Su00edndic Parlament)


Ribó comparece en el Parlament. Fuente: Síndic de Greuges


El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, se defiende este lunes en el Parlament de las acusaciones sobre su presunta relación con el caso 3% tras conocerse que viajó a Berlín con investigados de la trama corrupta vinculada a CDC. El defensor de pueblo catalán reconoce que fue un error aceptar la invitación, pero rechaza tener algo que ver con la corrupción de Convergència.


Durante su comparecencia en la Cámara, ha admitido que a veces recibe regalos, pero ha dicho que todos ellos han sido publicados siguiendo la Ley de Transparencia y ha destacado que “no hay indicio, ni prueba, ni posibilidad” de que haya aceptado algún regalo incumpliendo la normativa o para hacer un favor a cambio.


Respecto a su viaje a la final de Champions en 2015 entre Barça y Juventus y su relación con el caso 3%, el Síndic ha negado tener alguna relación con la trama ni con los implicados, aunque ha señalado que fue un “error” y un “exceso de confianza” aceptar el viaje y ha afirmado que ahora no lo aceptaría.


En este sentido ha explicado que es un tema que tiene “una dimensión básicamente personal” y ha indicado que tenía entradas para ver esa final con un amigo, que al final no acudió. Fue el exdiputado de CDC, Ramon Camp, quien le invitó a viajar con un grupo del Barça de la comarca del Bages. Así ha justificado las noticias que apuntan a que supuestamente le había pagado el viaje uno de los investigados, el empresario Jordi Soler.


   ​El caso 3% salpica al Síndic Rafael Ribó, que pide comparecer en el Parlament