INVESTIDURA SÁNCHEZ

​El rey Felipe VI examina la investidura de Sánchez en su última ronda de contactos del 28-A

|


Felipe VI y Batet (CasaReal)

El rey Felipe VI y Meritxell Batet. Fuente: Casa del Rey

El monarca español ya tiene fecha para su última ronda de contactos antes de una repetición electoral. Felipe VI ha comunicado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que el lunes y martes 16 y 17 de septiembre se verá las caras con diputados de las formaciones políticas con representación parlamentaria para comprobar si Pedro Sánchez cuenta o no con los votos para una posible investidura.


En rueda de prensa desde el Congreso, Batet ha explicado que durante el encuentro que ha tenido lugar en el Palacio de Zarzuela, el Rey y ella han coincidido en destacar la necesidad de que se pueda llegar a constituir un Gobierno “estable”: “El país necesita un Gobierno y estabilidad en las instituciones democráticas para que funcionen a pleno rendimiento”.


La socialista ha detallado que tras marcar la agenda, los partidos tendrán que informar a quién envían para la ronda. Por el momento, ERC y Bildu han avanzado su nuevo 'plantón' al jefe de Estado. De no salir ningún nombre claro para la investidura, se procedería a la disolución de las Cortes y se convocaría nuevos comicios para el 10 de noviembre.


La fecha límite para llegar a un acuerdo es el 23 de septiembre, cuando finaliza el plazo de 2 meses que marca el artículo 99 de la Constitución tras la primera investidura fallida. Si Felipe VI ve una posibilidad, el pleno tendría que convocarse como muy tarde para el día 20 de septiembre. De esta forma la primera votación sería el 21 y la segunda sería el mismo 23, 48 horas después.


El acuerdo entre Podemos y PSOE está aparentemente lejos de materializarse. Ayer mismo, durante el pleno del Congreso sobre política europea, se evidenció la distancia entre Iglesias y Sánchez. El socialista, que necesita a los morados, declinó la oferta de reunión bilateral del líder de UP, emplazándolo a presentar su propuesta en la mesa de negociación.


   Iglesias ofrece a Sánchez saltarse el “protocolo” para quedar