Junqueras deja en bandeja el adelanto electoral

|


Puigdemont y Junqueras (CCMA)

Puigdemont y Junqueras


Las dos alternativas que Roger Torrent deslizó como respuesta a la previsible sentencia del Tribunal Supremo contra los políticos presos ya daban una pista de que al govern presidido por Quim Torra no le quedaba mucho.


Así tanto el gobierno de concentración, con CUP y Comuns incluidos, o el adelanto de las elecciones en Catalunya como opciones dejaban bastante clara la postura republicana de no continuar con su sociedad con JxCAT. Que Pere Aragonès, máximo dirigente de ERC en el ejecutivo, ligara las elecciones a la aprobación de los presupuestos apuntaba todavía más en esta idea.


Como respuesta tanto Torra como Carles Puigdemont defendieron la no celebración de comicios. El motivo es claro: los antiguos pujolistes temen perder un liderazgo en el Procés constantemente amenazado por los de Oriol Junqueras.


Y precisamente el presidente de Esquerra como respuesta a sus incómodos socios ha dejado claro que los suyos forzarán las elecciones más pronto que tarde en unas declaraciones publicadas en Twitter. Así que la respuesta de los suyos a la sentencia la ha puesto en bandeja para cualquier observador: crisis de gobierno y adelanto electoral.


Este camino incluso es el preferido por una formación nacionalista extrema como es la CUP. Así que está claro que en estos momentos los únicos en el hemiciclo que defienden la continuidad de un govern estéril en su gestión diaria son los de JxCAT. Los de Puigdemont se han quedado absolutamente solos. 


   En Madrid también pasan ya de Torra