La familia Pujol coaccionó a terceros

|


Jordi Pujol (RTVE)


Jordi Pujol


La familia de Jordi Pujol, al frente de la cual estaban el expresidente catalán y su primogénito, impuso, según un informe de la Udef, su 'modus vivendi' de corrupción  y negocios mediante la coacción a varias personas a las que atemorizaron durante años y que no quisieron denunciar porque "estarían muertos civilmente" si lo hacían y "les sería imposible continuar con su modo de vida".


Así relata la Udef el sistema de sobornos que supuestamente establecieron los Pujol en Catalunya desde 1980, cuando el patriarca accedió a la presidencia de la Generalitat, hasta mucho después de que éste abandonara el cargo, pues para eso "fue introduciendo a su hijo Oriol, quien sucesivamente fue ganando cuota de poder".


Y mientras Oriol Pujol iba ascendiendo en el mundo de la política, la investigación ha demostrado el papel esencial del primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, "en el desarrollo de un sistema espurio, la financiación de partidos políticos con capitales adulterados", afirma el documento.


"Sus propias cuentas en Andorra, alimentadas con comisiones ilícitas, sirvieron para financiar campañas electoras de CDC, que además en gran parte finalmente se pagaron con dinero procedente de empresas adjudicatarias de concursos públicos", declara.


   Òmnium realiza actos en los trenes por los presos