La CUP pide ayuda al de la chancla

|


Carles Riera acciones juicio (CUP)

CUP



En los últimos años la CUP ha ido perdiendo fuelle electoral. Solo hay que ver sus resultados en las autonómicas para darse cuenta de que algo falla. Carles Riera y los otros tres diputados no dan la talla. No apasionan a nadie por mucha declaración surrealista que realicen o actos estrambóticos como ponerse con un Din A4 apaisado en un Parlament solitario ante los medios con un mensaje creado deprisa y corriendo.


Muchos en la CUP añoran los tiempos aquellos cuando David Fernàndez era su portavoz y salió en la tele enseñándole la chancla a Rodrigo Rato. O presidiendo la comisión sobre Jordi Pujol y familia. No es que sirviera para nada realmente, pero las imagenes dieron la vuelta al mundo y les reportó buenos resultados electorales. Los estatutos de los cupaires fijan un límite de mandatos para sus líderes, por lo que Fernàndez tuvo que salir de la primera línea política. Y a partir de ahí el hundimiento.


Por eso según los mentideros de los anticapitalistas se están pensando modificar sus normas de funcionamiento para permitir que figuras como Fernàndez puedan volver a primera línea y reflotar a la formación. Temen que de no hacerlo desaparezcan totalmente del mapa político catalán.


   ​La CUP tiene un sector 'botifler'