​Puigdemont y los suyos no saben que hacer con la sentencia

|


Comin Puigdemont y Tremosa (JxCat Twitter)


Comín, Puigdemont y Tremosa en el Parlamento Europeo. Twitter Tremosa


Con el Procés roto y la unidad independentista totalmente resquebrajada, Carles Puigdemont y JxCAT no saben qué camino tomar ante la sentencia del Tribunal Supremo que llegará este otoño. Con ERC totalmente desmarcada y esperando el momento propicio para romper amarras y provocar elecciones la cosa pinta mal.


En las ruinas del Procés algunos mentideros señalan que han salido toda clase de ideas, a cual más descabellada. Se habla de convocar otras plebiscitarias, montar una manifestación patriótica del estilo del 3-O o incluso alguno habla de otro referéndum.


Todas son fórmulas ya probadas que además no convencen puesto que el independentismo no prevé aumentar su apoyo electoral, más bien al contrario. Y la apatía y desunión entre sus seguidores no garantizan en ningún caso, fuera de tirar cuatro contenedores o pelearse con los Mossos de Miquel Buch, un avance significativo.


Puigdemont y Torra deberán pensar algo durante este mes de agosto para responder a las previsibles condenas con algo más que los lloros tradicionales o el informe de un supuesto grupo de trabajo de la ONU que curiosamente trabajaba aquel día. Solo con ver como pinta el 11-S, donde las collejas pueden volar, uno se da cuenta de la hercúlea tarea que tienen por delante. ¿Habrá una nueva jugada maestra?   


   Sectores fanáticos de la ANC y del Procés ponen fino filipino a Josep Huguet