​Torra avisa de que hará un ‘sin pa’ a la Junta Electoral Central

El independentista se niega a pagar las multas de 5.500 euros por vulnerar la neutralidad
|


Puigdemont y Torra (Consell per la Repu00fablica Twitter)


Quim Torra y Carles Puigdemont en Waterloo. Fuente: Consell per la República Twitter


El presidente de la Generalitat se quiere marcar un ‘sin pa’. Quim Torra ha sido multado con 5.500 euros por dos sanciones de la Junta Electoral Central (JEC). El jefe del Govern catalán ha afirmado que recurrirá, aunque ya ha avisado de que, pase lo que pase, no piensa pagar.


“No pienso pagarlas. La libertad de expresión está en cuestión en el Estado español. Siempre que se castigue la libertad de expresión la volveremos a ejercer y seremos consecuentes”, ha asegurado en declaraciones a los medios, al tiempo que ha arremetido contra este ente, al que ha llamado “órgano censor, represor y politizado”. “Me reitero con que el 155 fue nefasto, en que sí, hay presos políticos y exiliados, y en que no pienso pagar las multas”, ha zanjado. 


La JEC le ha impuesto dos multas de 5.500 euros, una de 3.000 y otra de 2.500, por quebrantar el principio de neutralidad que debe respetar como poder público durante el periodo electoral. Las sanciones se refieren a la campaña electoral del 28-A y a la difusión por parte del líder de la Generalitat de mensajes a favor de políticos presos y huidos independentistas el 23 de abril.


El fallo del árbitro electoral se refiere a una declaración de carácter institucional por la Diada de Sant Jordi, en la que achacaba a la “represión” del Estado español la situación de los líderes independentistas; y a un correo electrónico enviado por la Generalitat a los funcionarios en el que se critica el “nefasto 155”.


La resolución resuelve que estos mensajes estaban plagados de “connotaciones partidistas” que no pueden considerarse “neutras”, y resuelve que si bien hacer estas declaraciones como partido es legítimo, “no sucede lo mismo cuando es el presidente de la Generalitat el que lo hace aprovechando su condición de tal y utilizando los medios públicos de los que dispone”.


   ​Plataforma per la Llengua recomienda hablar catalán para dejar de ser considerados como “inmigrantes”