​Sectores del Procés usan la lengua como arma de conflicto

|


Joan Canadell (CCMA)


Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona. Fuente: CCMA


El Procés está en estos momentos en un estado de división y descomposición. Y por lo visto algunos creen que para revitalizarlo lo mejor es atizar el enfrentamiento contra el Estado y, especialmente, con los sectores no independentistas de la sociedad catalana.


La lengua catalana está siendo utilizada durante estos días para ese fin. Desde la Cámara de Comercio de Barcelona o la Plataforma per la Llengua se están realizando acciones para que los castellanohablantes se sientan agredidos y los catalanoparlantes interpelados para radicalizar una portura secesionista.


Este tema no es ya independencia sí o no. Va más allá buscando una sociedad uniforme en lo cultural donde no quepan formas de comunicarse distintas. Tratar a las personas que hablan una lengua oficial como inmigrantes, colonos o extranjeros es simplemente buscar un conflicto a cara descubierta.  


Si la idea de estos sectores fanatizados es lograr un objetivo político van mal encaminados si creen que el conflicto le va a llevar a algún lugar. Lo más probable es que esos discursos de corte etnicista les conduzcan a ser cada vez más minoritarios.


Las encuestas muestran que el apoyo a la independencia ha disminuido. Y eso quiere decir que algunos han hecho las cosas mal en el último año. La elección como president de un personaje tan controvertido como Quim Torra o entidades tan dudosas como Plataforma per la Llengua parece que son los motivos. 


   ​Plataforma per la Llengua recomienda hablar catalán para dejar de ser considerados como “inmigrantes”