​Marta Rovira, de musa a muda del Procés y de ERC

|


Marta Rovira (ERC)


Marta Roviera, secretaria general de ERC. Fuente: ERC


Tras el ingreso en prisión de Oriol Junqueras parecía que llegaba el momento de Marta Rovira. Pero su papel en la campaña del 21-D de 2017 fue tan desastrosa que en seguida pasó a un segundo plano. Cada vez que hablaba la liaba. No demostró ser una dirigente capaz de tomar las riendas del partido.


Su huida a Ginebra para evitar un posible ingreso en prisión no hizo más que agudizar esta situación. Nominalmente sigue siendo secretaria general de ERC, pero formalmente no juega ningún papel ya en la actividad y decisiones del partido.


Por otra parte Rovira dejó hace tiempo de mostrar su opinión sobre la marcha del Procés, como si hacen otros huidos de la justicia española. Parece como si por decisión propia hubiera dejado atrás este movimiento sin tener nada que decir sobre la total ruptura de los republicanos con ERC y las consecuencias de esto. 


Algunos mentideros de ERC achacan esto a que parece no estar de acuerdo con la línea de moderación ante el Estado que parecen estar desplegando ahora mismo. Una línea autonomista de la que abomina y que parece acercarle más a las posiciones de los de Carles Puigdemont y JxCAT.


Otros consideran que su papel en los hechos posteriores a la DUI fracasada la condenaron ante Junqueras y éste la ha apartado completamente de cualquier decisión en el partido. Carme Forcadell, por ejemplo, no habla muy bien de ella por cuanto no tuvo ningún reparo en abandonarlos justo cuando estaban a las puertas de entrar o no en prisión provisional. A su entender con su huida dio argumentos a la justicia española para encarcelarla.


Rovira ha pasado a ser una musa del Procés más radical a la muda oficial de todo. Junto a Anna Gabriel, también muy combativa en su momento, ha demostrado que sus palabras y discursos no casan con sus acciones posteriores. 


   JxCAT, la ANC y otros satélites están que trinan con el 'nuevo' Rufián