​Buch se libra del delito de desobediencia en la cesión de locales al 1-O como alcalde de Premià

|


Buch Parlament (Parlament)


Miquel Buch, conseller de Interior. Fuente: Parlament


El conseller de Interior, Miquel Buch, se libra de la Justicia por el caso relacionado con la cesión de locales municipales en su etapa como alcalde de Premià de Mar (Barcelona) para el 1-O.


El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha decidido archivar la causa contra Miquel Buch por delitos de desobediencia y prevaricación. El Alto Tribunal catalán ha descartado que se le investigue y concluye en su resolución que su actuación no fue constitutiva de delito.


El fallo argumenta que no consta ninguna resolución ni acto administrativo de Buch posterior a la notificación del Tribunal Constitucional contra el referéndum del 1 de octubre que se refiera a la cesión de locales, por lo que considera que no cabe apreciar “indicios de conducta criminal atribuible”.


   ​Buch alega ante el juez que no tenía las llaves de los colegios de Premià el 1-O