​ERC deja tirado a JxCat con la unilateralidad y asfixia al Procés

|


Rufiu00e1n (ERC Twitter Congreso


Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso. Fuente: Twitter ERC


De Carles Puigdemont, Quim Torra y compañía se podrán decir muchas cosas y lanzarles críticas de toda clase y condición. Pero lo que seguro no se puede decir es que hayan cambiado su discurso radical de unilateralidad y enfrentamiento directo con el Estado español. 


Se da eso sí alguna excepción como el acuerdo con el PSC en la Diputación de Barcelona, pero no hay que olvidar que el mismo es una reacción al comportamiento de ERC en lugares como Sant Cugat y otros.


No se puede decir lo mismo de los de Oriol Junqueras y Gabriel Rufián. Estos ya hace unos meses han variado su discurso de manera paulatina e intentando disfrazar una realidad que es fácilmente contrastable: prefieren evitar los conflictos y tomar el poder allá donde puedan.


Así que desde la decisión de presentarse en solitario el 21-D rompiendo la coalición JxSí todo ha sido un alejamiento paulatino desde las filas republicanas a sus socios nacionalistas del Procés, dejándolos tirados en temas como la investidura de Puigdemont o evitando presentarse de forma conjunta a elecciones como las generales o las europeas.


Si el Procés hoy está asfixiado y no tiene la vitalidad de antes de la DUI suspendida es en buena parte por ERC, que ha preferido reforzarse como partido y desplazar a sus socios del poder monopolístico que con la CiU de Pujol habían detentado.


Mirándolo fríamente quienes son los únicos herederos del Govern de JxSí en la actualidad y consecuentes con ello es el espacio que hoy lidera Puigdemont con Torra de delfín. Solo hay que ver lo que han cambiado las declaraciones de Rufián o Pere Aragonès de unos meses para aquí y darse cuenta del cambio de discurso. No es de extrañar que buena parte del movimiento independentista esté de uñas con ellos. 


   ​Quim Torra va sobrando en el Procés