​ERC dejará que Torra se cueza a fuego lento

|


Torra y Aragonu00e8s (CCMA)


Quim Torra y Pere Aragonès, presidente y vicepresidente de la Generalitat. Fuente: CCMA


Cada vez son más los extrañados de que ERC no rompa con la JxCAT de Carles Puigdemont y se convoquen nuevas elecciones. Ahora mismo las perspectivas de la formación dirigida por Oriol   Junqueras no parecen ser malas teniendo en cuenta los resultados de las generales y municipales. 


Frenar el intento de una nueva DUI por medio de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) da una pista de que los republicanos no están ahora mismo para zarandajas y están centrados en su objetivo de ocupar el lugar que CiU poseía en monopolio hasta antes del Procés.


Por otra parte el sorpasso que no se dio el 21 de diciembre de 2017 es bastante probable que hoy sí que pudiera darse. Con un Govern dirigido por un Quim Torra sin presupuestos, totalmente inoperante y desgastado por todos sus flancos, parece bastante sencillo derribar por fin a los ex-pujolistes del primer puesto del nacionalismo catalán.


Y es por esto último por donde se puede encontrar una explicación a que la ruptura no se haya producido antes. El desgaste del actual Govern tiene como protagonista principalmente a Torra y de rebote a JxCAT, que es quien seleccionó a esta figura para ocupar el cargo de President de la Generalitat.


Así que cuanto más tiempo pase un ejecutivo dirigido por una personalidad de este estilo, con unos comportamientos tan estrambóticos, mejor para ERC y sus futuras perspectivas electorales. Torra es un activista, por llamarlo de alguna manera, que poco puede aportar electoralmente a su formación, que basa su estrategia claramente en Puigdemont y la legitimidad de una supuesta presidencia arrebatada.


Así que los de Junqueras no tienen ninguna prisa en que se convoquen elecciones, por lo que sostendrán a Torra el tiempo que consideren necesario antes de dejarlo caer cuando lo vean más conveniente para sus intereses. Saben que dejar que se cueza a fuego lento y esperar a que el cadáver político que es ya Torra les proteja del desgaste del Govern es un seguro beneficio a nivel electoral.


   ​La Generalitat miente con su tesorería