​Francisco Serrano (Vox) no rectifica su polémica opinión sobre la sentencia de La Manada

|


Francisco Serrano (RTVE)


Francisco Serrano, presidente de Vox en el Parlamento andaluz. Fuente: RTVE


El presidente de Vox en el Parlamento andaluz, Francisco Serrano, no se retracta sobre sus polémicas declaraciones sobre la sentencia de La Manada por violación, aunque reconoce que pudo haber hecho su crítica “de forma inapropiada y no comprendida”.


En un comunicado, el juez en excedencia defiende que se limitó a criticar a “título personal” el fallo y que “en ningún momento ha defendido a los miembros de la Manada”, porque son unos “machistas, con los que de forma maliciosa se ha querido identificar a la población masculina heterosexual española”.


El político reivindica el derecho a "poder criticar", "aun cuando no comulgue con la dictadura de lo políticamente correcto" y se justifica: “de forma quizás inapropiada y no comprendida, he querido advertir de las graves consecuencias que una interpretación literal de esta sentencia puede conllevar el futuro de las relaciones entre hombres y mujeres”.



Serrano soltó que la sentencia está cargada de “condicionantes mediáticos y políticos”. El juez sostuvo que a partir del fallo “hasta un gatillazo o no haber estado a la altura de lo esperado por la mujer, podría terminar con el impotente en prisión”. “Nos encontramos con la paradoja progre, en la cual la relación más segura entre un hombre y una mujer, será únicamente la prostitución. Desde ahora la diferencia entre tener sexo gratis y pagando, es que gratis te puede salir más caro”, agregó en una publicación en Facebook, que después borró.


Vox se desmarcó de estas palabras, señalando que su versión era la  expresada por el portavoz en Andalucía, Alejandro Hernández, por lo que cualquier opinión “al margen de lo oficial es lógicamente a título personal de quien lo suscriba”. Hernández dijo que la formación respeta las resoluciones judiciales y pidió un endurecimiento de las condenas por los delitos de violación.



   ​El Supremo condena a La Manada por violación