El uso de las negociaciones con ETA por parte de la derecha

|


ZP, Aznar y Gonzu00e1lez (Vu00eddeo RTVE)

Zapatero, Aznar y González en el funeral de Adolfo Suárez. Fuente: Vídeo RTVE


Hace ya unos días que se publican en los medios de comunicación de línea editorial conservadora el contenido de las presuntas actas de una hipotética negociación del entonces Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero y la cúpula de la banda terrorista ETA.


El momento, justo cuando se deben pactar en todas las esferas de poder los distintos gobiernos municipales y autonómicos tras las elecciones, no es baladí ni casual. Lógicamente se busca presionar con estas informaciones en las distintas negociaciones que ahora mismo se están llevando a cabo.


En democracia se conocen varios momentos en que se ha negociado el final de la banda terrorista. Las conversaciones de Argel en la época de Felipe González o también con José María Aznar, que incluso  se atrevió a llamar a ETA y 'Movimiento Vasco de Liberación' en una rueda de prensa pública, son prueba de ello.


¿Cómo es que estos medios no se indignan con estos hechos y sacan a relucir este tema de la época de Zapatero ahora como si fuera un escándalo de proporciones dantescas? ¿No saben que el Estado ha negociado con ese entorno, o con el de los GRAPO, varias veces y con gobiernos de distinto signo político? 


Se puede tener la opinión de que negociar con terroristas desde el Estado es una traición. Es muy lícito. Pero lo que no se puede es tener esa opinión según el partido que rija los destinos del país. 


Y en el caso de los medios e intelectuales de línea conservadora casi siempre consideran un hecho execrable que se haya hecho con el PSOE y han olvidado muy rápido cuando esto mismo lo han realizado formaciones próximas a sus tesis, concretamente el PP


Más que una contradicción es una inmoralidad consciente que no es aceptable. Y más cuando lo único que se busca es alterar las formaciones de gobierno en un lugar u otro.


   ​Se acabaron los pactos postelectorales fáciles en España