El Supremo le pasa la "patata caliente" de los presos a las Cortes

|


Pleno Congreso (Congreso)

Congreso de los Diputados


El Tribunal Supremo ha remitido un oficio a las Cortes Generales para que estas acuerden si deben suspender a los presos que obtuvieron un escaño en las elecciones generales del pasado 28 de abril en aplicación del artículo 21 del Reglamento de la Cámara Baja.


El Alto Tribunal remitió el escrito el viernes junto con el auto del pasado 14 de mayo por el que autorizó a Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Raül Romeva a poder asistir a la sesión constitutiva de las Cámaras, para que analicen lo que resulte procedente a consecuencia de la situación personal de estos parlamentarios.


El oficio se ha hecho dando efecto a la parte dispositiva del auto en la que se acordó que se remitiese "testimonio de esta resolución, por conducto del Excelentísimo señor presidente del Tribunal Supremo, a la Excelentísima señora presidenta del Congreso y al presidente del Senado a los efectos procedentes".


El texto que se ha hecho llegar a las cámaras indica que los parlamentarios que se encuentran en Soto del Real, y que están siendo juzgados, deben estar custodiados por la Policía y ser reintegrados "sin dilación" una vez concluya el Pleno.


También señala que el artículo 21 Reglamento del Congreso de los Diputados prevé la situación de un diputado se halle en situación de prisión preventiva "y que ello implique la suspensión de sus derechos y deberes parlamentarios". A su vez destaca que la situación de prisión no es incompatible con la condición de diputado o de senador ni implica una vulneración de sus derechos como tal cuando es proporcionada y no responde a una finalidad arbitraria.


   Pablo Casado pide la suspensión inmediata de los presos como parlamentarios