​Manuel Valls se equivocó con Barcelona

|


Manuel Valls bicing (VallsBCN2019)

Manuel Valls, alcaldable de Cs en Barcelona. Fuente: @VallsBCN_2019


Cuando Manuel Valls dejó caer que igual se presentaba a la alcaldía de Barcelona daba la impresión que él y su entorno pensaban que su historial político era suficiente para optar a ganar la carrera electoral sin despeinarse.


También se trasladó la idea de que los partidos 'unionistas' -concretamente PSC, Ciudadanos y PP- se lo rifarían para que encabezara sus listas o aceptarían cualquier fórmula electoral que tuviera a bien imponerles.


Respecto a las formaciones ya se ha visto que la estrategia no le ha funcionado y tan solo los de Albert Rivera decidieron darle acomodo. Ni PSC ni PP quisieron probar el invento y optaron por seguir en solitario por mucho candidato que pudiera ser Valls.


Y en el tema de los resultados las encuestas vaticinan que mejora tan solo un poco lo obtenido por los naranjas en el 2015. Así que lo de ganar fácilmente por su currículum en Francia parece que no sirve para el escenario electoral barcelonés.


Quizás el fallo de Valls está en el origen de cuando decidió presentarse sin tener en cuenta la idiosincrasia del lugar o empujado por algunos que no le acabaron de aconsejar bien. El motivo puede ser uno o varios, pero está claro que no se analizó bien en su momento.


Que una persona que se ha dedicado a la política toda su vida no haya tenido en cuenta todo esto es un error mayúsculo que se acaba pagando muy caro. Y el presumible precio es una derrota y que cualquier aspiración futura quede carbonizada totalmente.


Si Manuel Valls decidió dar un paso tenía que haber tenido claro que lo hacía en suelo firme y no en arenas movedizas que amenazaran con tragárselo. Debía haber tenido encuestas previas fiables en su mano y, lo más importante, el apoyo de los constitucionalistas antes de presentarse. Que el PSC, de su familia política de toda la vida, no le hiciera mucho caso ya le tendría que haber puesto la mosca tras la oreja.


Sin eso mejor que se hubiera estado quieto para otra ocasión. Ahora además de estar amortizado en Francia lo estará también en España. Y por una simple alcaldía. Al menos en el país galo tuvo una importante carrera. Aquí, salvo sorpresa, ni eso. 


   ​"No soy del PP pero, en Castelldefels, yo voy con Manu"