​Iceta no visitará a los presos independentistas por ser el líder del PSC y Maragall le regaña

|


Iceta Parlament (Parlament)

Miquel Iceta, primer secretario del PSC. Fuente: Parlament


El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, rechaza visitar a los presos independentistas como así le sugirió el presidente adjunto de ERC y vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, de cara a conseguir su designación como senador autonómico.


El republicano dijo a las puertas de la cárcel de Soto del Real que sería un “gesto a tener muy en cuenta” que el socialista, al que Pedro Sánchez quiere convertir en presidente del Senado, fuera a ver a los dirigentes soberanistas encarcelados. Sin embargo, la oferta no terminado de convencer a Iceta, que ha señalado que lo haría a título personal, pero no como representante del PSC.


“Si pudiéramos distinguir lo que es un gesto de interés personal de un gesto de apoyo político, no habría ningún problema”, ha dicho en declaraciones a Antena3, donde ha subrayado que como dirigente de su partido habla “por mucha gente”: “Soy el líder del PSC y por lo tanto lo que yo hago trasciende siempre esa línea personal y eso a veces me limita el margen de maniobra porque yo hablo en nombre de muchos, no solo de mí”.



Su decisión no ha gustado en el bando de Esquerra, tal y como se deduce de las palabras de su alcaldable en Barcelona, Ernest Maragall. El exsocialista reconvertido en republicano ha puesto en duda la “idoneidad” de Iceta como presidente del Senado y sobre su motivo para no ir a visitar a los presos ha añadido: “No ir a prisión por lo que se puede interpretar dice mucho de él”.


Iceta no lo tiene aparentemente nada fácil en el pleno para su elección como senador. Lo que acostumbra a ser un trámite se ha vuelto decisivo en Catalunya después de que la Cámara Alta aprobase el artículo 155 que supuso el cese del Govern Puigdemont. Por ahora, el socialista solo tiene el apoyo de los suyos y los 8 votos de los comuns, lejos de los 63 de mayoría simple que necesita para dirigir el Senado.


   ​ERC aprieta a Iceta con la vista puesta en el Senado