​Cae una banda internacional de ladrones de coches en Barcelona

El grupo utilizaba una empresa de Parets del Vallès para manipular los vehículos robados
|


Banda coches robados (Mossos)

Desmantelado grupo criminal dedicado al robo de vehículos. Fuente: Mossos


Un grupo criminal especializado en el robo de vehículos ha sido desarticulado en Barcelona tras la detención de 4 de los 9 miembros. Los arrestados, de origen búlgaro y con edades comprendidas entre los 28 y 54 años, tenían sus domicilios en Barcelona, Ripollet y Santa Coloma de Gramenet.


Según han informado los Mossos d’Esquadra en un comunicado, la banda de ladrones, con un alto grado de especialización, utilizaba una empresa situada en Parets del Vallès (Barcelona) en la que trabajaban dos de los integrantes para manipular los vehículos sustraídos en Catalunya que después vendían en el resto de España, en el centro de Europa y en el norte de África.


La investigación arrancó a mediados de 2017 cuando la policía catalana detectó un “aumento considerable” de robos de coches de modelos concretos. Con el arresto de 2 ciudadanos búlgaros a principios de 2018 en la frontera con Austria, los investigadores determinaron que la organización estaba formada por 9 personas, de los cuales 6 vivían en Catalunya, donde se encargaban de robar y manipular los coches.


La operación que permitió desmantelar el grupo se realizó el pasado 30 de abril con la detención de 4 de los presuntos delincuentes, así como con la citación de un quinto como investigado. Sobre un sexto miembro, que residía en Santa Coloma, consta una orden de detención internacional, ya que se fue del citado municipio días antes del dispositivo.


Este 2 de mayo los detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción nº5 de Rubí y el juez decretó libertad con cargos para uno de ellos, mientras que para el resto ordenó el ingreso en prisión sin fianza. Los agentes les relacionan con 20 sustracciones en Catalunya y a lo largo de la investigación han podido recuperar un total de 13 coches.


Usaban una empresa de Parets del Vallès para manipular los vehículos


En el comunicado el cuerpo autonómico ha destacado su modus operandi, que se dividía en varias fases para pasar desapercibidos y facilitar el traslado de los coches robados.


En un primer momento, recorrían diversas localidades catalanas a última hora del día en la búsqueda de objetivos que cuadrasen con la marca y modelo que buscaban. Una vez fichados, manipulaban cerraduras y centralita para llevárselos. Con el fin de comprobar si la policía los detectaba, los dejaban en la vía pública, en lugares discretos y cercanos a sus domicilios.


Tras cambiar las matrículas y tener la certeza de que los coches no habían sido percibidos por las autoridades, los trasladaban a parkings comunitarios alquilados próximos a sus viviendas o a aparcamientos públicos de Barcelona.


En una tercera fase en Catalunya llevaban los vehículos a una empresa de transportes de Parets del Vallès, donde modificaban elementos identificativos del coche como el número de bastidor y después fabricaban documentación falsa. Las acciones dentro de las instalaciones de la compañía las perpetraban los fines de semana cuando la empresa, ajena a la actividad ilícita, estaba cerrada.



   ​Cae en Badalona un clan de especialistas de billetes falsos considerado peligroso por el Banco de España