​Pascal tira de la manta y se venga de Puigdemont

“Catalunya no se puede dirigir desde Waterloo”
|


Marta Pascal (PDeCAT)

Marta Pascal, excoordinadora del PDeCAT. Fuente: PDeCAT


La excoordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, ya no se calla. La exsenadora demócrata tira de la manta y critica las decisiones tomadas por parte del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien decidió apartarla de la dirección del partido fundado por Artur Mas.


En una entrevista concedida a La Vanguardia y publicada este domingo, Pascal ha reconocido que las diferencias con Puigdemont no vienen de ahora, sino que es un asunto que trae cola. En este punto ha indicado que ya en octubre de 2017 discrepaban, porque ella era partidaria de elecciones.


“Nunca tuvimos que dejarnos arrebatar el autogobierno”, ha razonado, para subrayar que uno de los errores graves de su partido fue ceder a las presiones de la CUP y la renuncia de Artur Mas. Y el otro fallo importante, tal y como deja entrever la soberanista, es ahora Puigdemont y su poder desde Bélgica: “Catalunya no se puede dirigir desde Waterloo, ni se puede regir desde la emotividad desbordada y la antipolítica”.


Sobre la moción de censura ha admitido que la decisión la tomó la dirección de la formación y que Puigdemont, que no era partidario de apoyar la propuesta del PSOE, se enteró después de lo que haría el grupo parlamentario en el Congreso: “Ejercimos nuestra responsabilidad como dirección del PDeCAT. Puigdemont estaba informado de que la moción iba ganando apoyos. El martes 29, Pablo Iglesias habló con él y le puso al corriente”. 


Preguntada por si el inquilino de la Casa de la República se ha podido vengar de ella ha evitado responder aunque sí ha manifestado que sus discrepancias con él “vienen de lejos”.


En cuanto a la situación política actual en Catalunya ha detallado que no se puede “seguir así” y ha agregado que a pesar de ser independentista también cree en el “aprovechamiento del autogobierno y en la necesidad de ser útiles a la sociedad”.


“Hay que hablar claro a la gente y salir del bucle” para, a su juicio, trabajar “pacientemente” en la única solución posible: “un referéndum acordado”. Así ha concluido la exdirigente del PDeCAT, que ha criticado a su presidente Bonvehí por su “subordinación” y ha dejado la puerta abierta a la creación de un partido alejado de los tentáculos del líder del Procés, Carles Puigdemont.


   Puigdemont se carga a Marta Pascal